FUMEC Empresarial

Casos de éxito

Laboratorio Técnico EPS: evaluando la calidad de los productos de hule

eps11-01“No nos damos cuenta, pero si volteamos a nuestro alrededor podemos encontrar cientos de cosas que tienen hule”, comenta la empresaria Pilar Medina, quien hace más de 13 años fundó el Laboratorio Técnico EPS (LTEPS), empresa que se dedica a hacer pruebas de calidad para productos de hule.

El expertise desarrollado por esta empresa es reconocido por sus clientes, quienes le solicitan a este laboratorio evaluar la calidad de materiales tan variados como empaques y mangueras de todos los tamaños, componentes automotrices, barreras de contención de petróleo, e incluso un maniquí de resucitación cardiopulmonar que fue analizado por esta empresa para ver si cumplía la normativa correspondiente.

“No soy ingeniera química pero he trabajado en empresas en este giro y me he involucrado mucho en los procesos que los clientes requieren, lo que me permite conocer sus necesidades”, refiere Medina.

Como toda compañía, LTEPS también ha tenido altibajos, pero “desde que FUMEC entró a nuestra vida —comenta la empresaria— empezamos una nueva etapa, ya que conocimos convocatorias y aprendimos a participar en éstas, y pudimos concursar en el Programa de Estímulos a la Innovación 2014 del CONACYT, que ganamos para desarrollar una tecnología que no existía en el mundo”, explica.

Con ese apoyo, las cinco personas que componen LTEPS, junto con un grupo de expertos del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (CIDESI) del Estado de México, desarrollaron una maquinaria para hacer pruebas de reviente y presión ciclada en las mangueras que se usan en el sector automotriz.

El equipo de la empresa decidió apostar por este proyecto porque se dio cuenta de que este tipo de pruebas no se hacían en México y, además, no existía una maquinaria que pudiera realizar ambas pruebas al mismo tiempo, como lo hace este nuevo desarrollo, que además reduce los costos de estas pruebas hasta en un 40% debido a que ya no es necesario enviar los productos al extranjero para ser probados.

A pesar de haber alcanzado este significativo logro, la innovación no se detiene para LTEPS, ya que la empresa desarrolló también un sistema de monitoreo para la prueba de ozono, la cual simula el paso del tiempo en los materiales plásticos.

“En esta prueba, que dura poco más de un día, se monitorea el producto cada cuatro horas, sin embargo, por la noche no es posible vigilar los cambios, ya que no son periodos laborables, por lo que desarrollamos un sistema que identifica el momento preciso en el cual el material se rompe o fractura”, dice la empresaria. Ese instante es muy importante para los desarrolladores eps2-01de plásticos, ya que les permite mejorar los materiales y redefinir el proceso para hacerlos más duraderos y resistentes.

Actualmente, la empresa realiza 20 diferentes pruebas de calidad y el número de servicios que proporciona se ha incrementado en los últimos años, ya que de 406 servicios que dio en 2013, pasó a 662 en 2015. A esto hay que sumarle el hecho de que la empresa ya cuenta con clientes en Latinoamérica.

Tagged ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *