FUMEC Empresarial

Blog

Lo que todos debemos saber sobre computación cognitiva

Escrito por Bernard Marr, colaborador de Forbes. El artículo original puede leerse aquí.

La inteligencia artificial ha sido un gran objetivo de la informática desde que se concibió la computadora, pero podríamos estar acercándonos a ella más que nunca con los nuevos modelos de computación cognitiva.

La computación cognitiva proviene de una mezcla entre la ciencia cognitiva —el estudio del cerebro humano y cómo funciona— y la informática, y los resultados tendrán impactos de largo alcance en nuestra vida privada, la salud, los negocios y más.

¿Qué es la computación cognitiva?

El objetivo de la computación cognitiva es simular procesos de pensamiento humano en un modelo computarizado. Usando algoritmos de autoaprendizaje que utilizan minería de datos, reconocimiento de patrones y procesamiento de lenguaje natural, la computadora puede imitar la forma como funciona el cerebro humano.

Aunque durante décadas las computadoras han sido más rápidas en los cálculos y el procesamiento que los seres humanos, no han sido capaces de realizar tareas que los seres humanos consideran simples, como entender el lenguaje natural o reconocer objetos únicos en una imagen.

Algunos dicen que el cómputo cognitivo representa la tercera era de la informática: pasamos de computadoras que podían tabular sumas (1900) a sistemas programables (1950) y, ahora, a sistemas cognitivos.

Estos sistemas cognitivos, especialmente el IBM Watson, dependen de algoritmos de aprendizaje profundo y redes neuronales para procesar la información al compararla con un conjunto de datos de enseñanza. Entre más datos se exponga al sistema, más aprende y más preciso se vuelve con el tiempo, y su red neuronal es un “árbol” complejo de decisiones que la computadora puede tomar para obtener una respuesta.

¿Qué puede hacer el computo cognitivo?

De acuerdo con una TED Talk de IBM, por ejemplo, Watson podría, con el tiempo, aplicarse en el entorno de la atención médica para ayudar a recopilar el conjunto de conocimientos sobre una enfermedad, incluyendo la historia del paciente, los artículos de revistas, las mejores prácticas, las herramientas de diagnóstico, etc., analizar una gran cantidad de información, y dar una recomendación.

El médico, entonces, es capaz de mirar las opciones de tratamiento basadas en la evidencia y considerando un gran número de factores, incluidas la historia y la presentación del paciente para, con suerte, poder tomar mejores decisiones de atención.

En otras palabras, el objetivo (en este punto) no es reemplazar al médico, sino ampliar sus capacidades al procesar la enorme cantidad de datos disponibles que ningún humano podría razonablemente procesar y retener, y ofrecer un resumen y aplicación potencial.

Este tipo de proceso podría hacerse en cualquier campo en el que se requiera procesar y analizar grandes cantidades de datos complejos para resolver problemas, incluyendo las finanzas, las leyes y la educación.

Estos sistemas también se aplicarán en otras áreas de negocios, incluyendo análisis de comportamiento del consumidor, robots de compras personales, robots de apoyo al cliente, agentes de viajes, tutores, seguridad y diagnósticos. En los Hoteles Hilton recientemente debutó el primer robot de conserjería, Connie, que puede responder preguntas sobre el hotel, las atracciones locales y restaurantes planteadas en lenguaje natural.

Los asistentes digitales personales que hoy tenemos en nuestros teléfonos y computadoras (Siri y Google, entre otros) no son verdaderos sistemas cognitivos; tienen un conjunto programado de respuestas y sólo pueden responder a un número preestablecido de solicitudes. Pero llegará el momento en el futuro cercano en que podremos dirigirnos a nuestros teléfonos, a nuestros ordenadores, a nuestros coches o a nuestras casas inteligentes y obtener una respuesta razonada en lugar de una preprogramada.

En la medida que las computadoras se vuelvan más capaces de pensar como los seres humanos, también ampliarán nuestras capacidades y conocimientos. Así como los héroes de las películas de ciencia ficción dependen de sus computadoras para hacer predicciones precisas, recopilar datos y sacar conclusiones, nos moveremos a una era en la que las computadoras pueden aumentar el conocimiento humano y el ingenio en una forma totalmente nueva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *